¿Sentido de pertenencia a la empresa? (II)

Por el diciembre 16, 2019

A modo recordatorio, la semana pasada analizábamos de forma crítica la competencia (en peligro de extinción) de sentido de pertenencia a la empresa, señalando que en los últimos años cada vez menos trabajadores se sentían parte de la compañía en la que trabajan, debido al tipo de mundo en el que vivimos actualmente y al tratamiento que las empresas han dado a los trabajadores.

pertenencia a la empresa

Así, finalizábamos el post preguntándonos lo que debería hacer una empresa para fomentar dicha competencia, que es la cuestión que vamos a estudiar en el día de hoy:

Formas de propiciar el desarrollo del sentido de pertenencia a la empresa

1. Generar un buen ambiente de trabajo.

Y para colmo, me toca aguantar a mi compañero de al lado, que siempre está poniendo pegas a cómo realizado mi trabajo”.

De acuerdo a lo que señalamos en el post anterior, en múltiples ocasiones, la empresa ha dejado que se hayan creado trabajadores tóxicos o no los tiene detectados, por ello, una de las soluciones más importantes es fomentar un bien ambiente de trabajo donde el trabajador se sienta cómodo, feliz y tranquilo, evitando que el empleado piense como hemos indicado al inicio de este apartado.

Por ello, es primordial atender a las cargas de trabajo que tiene el empleado, para conocer de primera mano el nivel de estrés al que puede verse sometido (en el caso de que haya un exceso de tareas) o el nivel de motivación que siente (en el supuesto de la falta de tareas a efectuar).

Además, también se debe buscar la integración de todos los empleados en el equipo o departamento en el que va a desempeñar la mayoría de sus tareas porque, de este modo, crearemos un engranaje muchísimo mejor engrasado capaz de alcanzar cualquier meta.

2. Igualdad en el tratamiento.

El día que me den una décima parte de lo que dan a otros que no voy a mencionar, hablaremos de como repercute mi trabajo en la empresa”

En este caso, esta práctica podría parecer poco relevante, pues la afirmación anterior podría surgir de la clásica envidia al superior, pero debido a la importancia indicada previamente sobre el trabajo en equipo tenemos que incidir en este aspecto.

Así, el hecho de que a todos los empleados se les trate de forma equitativa (en su justa medida), es decir, sin que haya unas diferencias ingentes a la hora de beneficios que se les pueda facilitar a los distintos cargos de la compañía evita la aparición de envidias que puedan afectar al sentido de pertenencia a dicha empresa, ya que se sentirán igual de partícipes en la empresa como podría sentirse un alto mando.

3. Reconocer al trabajador.

Para que voy a realizar esto si luego ni me lo van reconocer

Esta afirmación podemos oírla en cualquier pasillo de cualquier compañía, ya que, una de las cosas que más motiva al empleado es el reconocimiento personal o público de su trabajo.

De esta manera, en primer lugar, habría que ofrecer una estabilidad (tanto laboral como económica) provocando que el trabajador se centre en realizar sus tareas pues no tiene continuamente en la cabeza la idea de “al día siguiente puede que ni esté aquí”.

Por otro lado, también es de vital importancia ofrecer al empleado un plan de desarrollo, debido a que éste se sentirá más motivado ya que le estás dando oportunidades de permanecer y crecer en la compañía.

Por último, habría que destacar que aún se está a tiempo de fomentar un sentido de pertenencia a la empresa, a pesar de las características de los tiempos actuales parándose a reflexionar sobre algunas de las claves que hemos mostrado en el artículo de esta semana.

De esta manera, evitaríamos que al hablar de dicha competencia no la asociemos a un pasado muy lejano o a un cuento sobre ella que comenzara:

Érase una vez en una empresa…”

Álvaro Quirós González
División Talent

Other focus to read

Deja tu comentario

Avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Avatar

Osman W. Quex Desde 1 mes

excelente mensaje, el tema fundamental y que afecta el poder pensar en planes, es la situación económica de la empresa. puede ser que ingreses a una empresa donde se tiene resultados negativos o con perdida, el sentido de urgencia es levantar los números y no hay chance para equilibrar temas económicos o asignarle tiempo a capacitaciones o planes de desarrollo.

Respuesta

Suscribete al Blog

Por motivos de seguridad, deben estar habilitados JAVASCRIPT y el uso de COOKIES