¿Nervioso/a ante una entrevista de Trabajo?

Por el junio 4, 2018

Todos, absolutamente todos los que en algún momento de nuestras vidas nos hemos visto ante la situación de acudir a una entrevista de trabajo hemos sentido nervios. Nervios a no saber qué contestar, nervios a quedar en evidencia, nervios a que el entrevistador nos rechace…

Lo cierto es que si hemos llegado a la fase de entrevista personal es porque nuestra trayectoria curricular cuadra con las necesidades de la empresa y ésta nos ofrece la oportunidad de conocerla de primera mano y que mediante un técnico de selección la empresa nos conozca a nosotros.

¿Qué hay que tener claro frente a una entrevista de trabajo?

Ser consciente de que, en la mayoría de los casos, lo que el entrevistador busca no es que contestemos a su retahíla de preguntas de forma correcta o incorrecta, el entrevistador va más allá, busca “conocernos”, busca saber cómo es nuestra manera de interactuar con los demás, cómo solucionamos problemas ante situaciones imprevistas, cómo nos desenvolvemos en ambientes hostiles… En definitiva, el entrevistador durante la entrevista personal no pretende examinar tus conocimientos técnicos, sino cómo los aplicas, busca conocer no sólo lo que dice tu voz sino cómo lo transmite y que dice tu cuerpo al respecto.

nervios entrevista trabajo

En este punto deberíamos diferenciar, dos tipos de “nerviosismo”; los debidos a la inseguridad “no estoy preparado para el puesto” y los debidos al entusiasmo, por la  “ilusión “de obtener el empleo.

Si sientes la primera clase de nervios, estás sintiendo nervios de forma infundada, ya hemos comentado que has conseguido la entrevista es porque tu trayectoria te avala. ¡Olvídate!

La segunda clase de nervios son perfectos, son los que debes sentir y los que tienes que hacer ver a tu entrevistador.

En la actualidad encontramos cientos de perfiles graduados en la misma universidad y con la misma titulación de postgrado, incluso con un nivel de competencias similar, ¿qué hace que el entrevistador se decante por uno u otro candidato? Precisamente eso, la ilusión convertida en mariposillas en el estómago, el entusiasmo reflejado en los ojos del entrevistado, tu motivación e interés por aportar tu experiencia y saber hacer a la compañía.

¿Ahora crees que sentir nervios ante una entrevista es algo perjudicial? ¡En absoluto! ¡Van a ayudarte a superar con éxito la entrevista!

¡Y recuerda, la ILUSIÓN es la clave diferencial que buscamos los entrevistadores!

Sara Romero
Talent

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscribete al Blog

Por motivos de seguridad, deben estar habilitados JAVASCRIPT y el uso de COOKIES