El Lean Management en la gestión de equipos

Por el enero 14, 2019

Un contexto socioeconómico cambiante como el actual necesita más que nunca organizaciones flexibles y versátiles que midan y evalúen de manera sistemática los recursos de los que disponen para adaptarlos a las necesidades con las que se encuentran por el camino.

Se trata de hacer más con menos, una filosofía surgida en los procesos productivos para frenar la omnipresencia de la industria japonesa, utilizando de manera sostenible los recursos –materiales, energéticos y humanos- y dotando de valor cada una de las acciones, de manera que se le garantizara al cliente las máximas calidad y puntualidad en las entregas.

Búsqueda sistemática de mejoras en RRHH

La metodología, acuñada también “Pensamiento Lean”, llevada al terreno de los RRHH consiste en medir constantemente aquello que sucede en la compañía para detectar lo que no aporta valor al resultado final para eliminarlo o corregirlo, así como potenciar lo beneficioso.

Se trata asimismo de una filosofía disruptiva, en tanto que no da nada por sentado, cuestionándose de manera sistemática los procesos y estrategias, buscando márgenes de mejora y nuevas formas de hacer las cosas; de manera más ágil, flexible y económica. Las empresas Lean, en definitiva, buscan nuevas y mejores formas de hacer las cosas.

Lean Managament

Mediciones constantes

El modelo Lean propone realizar un análisis exhaustivo de cuanto ocurre en la empresa, así como de los puntos fuertes y puntos débiles de cada trabajador, área o departamento y proceso. Este será un punto de partida clave para eliminar elementos superfluos o contraproducentes en la consecución de un objetivo.

También lo será para corroborar con datos fiables si la evolución tras los cambios introducidos a raíz de una de esas revisiones ha sido o no positiva. Mediciones, cabe decir, que involucran a la totalidad del equipo y hace conscientes a unos y otros de cuán importante es su rol e interacción con los demás a la hora de alcanzar los objetivos del negocio.

Lo que no se mide no puede ser mejorado

Sin ir más lejos, al medir el desempeño actual y el potencial de los colaboradores de la compañía, es más fácil detectar aquellos empleados y áreas que necesitan refuerzo, ya sea en forma de formación, nuevas herramientas o información.

Una radiografía especialmente interesante para los gestores de personas que necesiten trazar un Employee Journey personalizado para cada empleado que no solo responda a sus intereses particulares, sino también a la misión y la visión del negocio.

Por lo tanto, no solo se trata de medir las áreas de mejora, sino también el potencial de cada empleado, diseñando planes de formación y desarrollo acordes a ese potencial. Los responsables de RRHH dispondrán de la información necesaria para la toma de decisiones en torno a la situación actual y futura del empleado, algo que aportará una mayor eficacia al conjunto.

Y tú, ¿ya sometes tus procesos y gestión de personas a mediciones periódicas al más puro estilo Lean Management?

Other focus to read

Deja tu comentario

Avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Avatar

osman Quex Desde 7 meses

Excelente publicación, lo que me llama la atención es el comentario sobre la decisión de corregir o cambiar; efectivamente la mayoría de organizaciones dan mucho tiempo a colaboradores que, no es que sean malos, pero no están en una posición donde no brillan.

Respuesta

Suscribete al Blog

Por motivos de seguridad, deben estar habilitados JAVASCRIPT y el uso de COOKIES