La selección por valores, apuesta ganadora

Por el julio 23, 2018

Los valores son el conjunto de cualidades que definen a una empresa, que la diferencian de las demás y la hacen única. Esos valores, recogidos en la cultura corporativa, serán claves a la hora de modular la misión y la visión de la organización, algo que implicará que todos sus colaboradores se empapen de ellos para que se conviertan en los mejores embajadores de marca. Además, si durante el proceso de selección los candidatos demuestran una forma de ser y unos valores, prioridades e intereses que casen con la filosofía de la empresa desde el momento de incorporarse a ella, el acceso al lugar de trabajo estará prácticamente asegurado.

Fit cultural

Conocer los valores que hay detrás de cada perfil resulta fundamental para encontrar empleados afines a la cultura de la empresa, algo que da lugar al denominado fit cultural. Como dijo Oscar Miralles, Director Cegos Talent, durante el Foro del Empleo en la Era Digital de 2016: “Los valores siguen siendo más que nunca el objetivo de la selección de personal y para conseguirlos, debemos reforzar los sistemas de evaluación por competencias, aprovechando el tiempo que la tecnología nos brinda (…). Valores como la responsabilidad, el sentido de compañía, la cooperación o la generosidad se convierten en vitales y diferenciales en una época más pragmática, transaccional y excesivamente individualista”.

Por su parte, el estudio “Consequences of individuals’ fit at work”, llevado a cabo por la Universidad de Iowa ya en 2005, exponía cómo contratar empleados que se adapten bien a la cultura y crean firmemente en los valores corporativos favorece que el talento fluya. Es más, aquellos que encajaban bien con la organización, con sus superiores y compañeros de trabajo mostraban una mayor satisfacción laboral, un desempeño superior y tenían más probabilidades de permanecer en la empresa, premisas clave, según Brent Gleeson, fundador de TakingPoint Leadership, “cuando la empresa se enfrenta a los cambios, la volatilidad y la ambigüedad que experimentará inevitablemente a lo largo de su ciclo vital”. Para Gleeson, un equipo fuerte con valores compartidos es asimismo “más ágil y puede adaptarse más fácilmente”.

selección por valores

Preguntas clave

Gleeson incide también en que no basta con encontrar candidatos cortados por el mismo patrón. “Las empresas cuentan con un capital humano cada vez más diverso, con lo que el fit cultural no se reduce simplemente en contratar el mismo tipo de personas, con los mismos antecedentes y experiencias, sino que es un híbrido entre buscar las personas adecuadas que compartan la cultura y valores empresariales con ofrecerles formación de calidad y opciones de desarrollo afines a cada perfil”, apunta.

¿Qué tipo de preguntas pueden darnos pistas a la hora de saber si estamos ante el candidato ideal?

Gleeson propone cuatro:

  1. ¿Por qué cree que es el mejor candidato para trabajar aquí, al margen de sus conocimientos técnicos?
  2. Por lo que ha visto, ¿cómo describiría la cultura de esta empresa?
  3. ¿Cómo describiría la filosofía de su lugar de trabajo anterior? ¿Considera que encajaba bien en ella?
  4. ¿Qué es lo más importante para usted en un entorno de trabajo ideal?

Podría interesarte también nuestro anterior post: La selección por afinidad

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscribete al Blog

Por motivos de seguridad, deben estar habilitados JAVASCRIPT y el uso de COOKIES