Employee Journey, comprometidos de principio a fin

Por el octubre 1, 2018

Convertir al empleado en el mejor embajador de marca…

…Esa es una de las misiones más recientes para los directores de RRHH, que, en esencia, se encargan de atraer y fidelizar al capital humano de la compañía. Si el empleado es uno de los pilares de la empresa, los recursos puestos a su alcance deben evolucionar hasta dar con una estrategia que no solo cuide de él como trabajador, sino también como persona, alineando sus expectativas profesionales con las personales.

Todo ello, en pos de un mayor bienestar y felicidad en el lugar del trabajo y, por ende, de un mayor compromiso y productividad, una hoja de ruta que, como tantas otras cosas, debe ser meditada detenidamente.

employee journey

Employee Journey: analizar y mapear la Employee Experience

En 2016, la socia de Future Workplace y colaboradora de Forbes, Jeanne Meister, ya hablaba de la concepción de los propios empleados como clientes a los que atraer y fidelizar como una de las tendencias que iban a sonar fuerte en el ámbito de los RRHH. Un concepto a raíz del que han surgido otros como la Employee Experience o capacidad de generar experiencias gratificantes y significativas en el empleado, que redunden en un compromiso y orgullo de pertenencia. Unas experiencias que, disponiendo de datos previos y analizándolos, pueden diseñarse y planificarse en el tiempo, cubriendo todas y cada una de las fases del empleado en la organización: selección, llegada, formación, desarrollo, sucesión y salida de la empresa o jubilación. Se trata del Employee Journey, que no es más que analizar y mapear la Employee Experience desde que el colaborador sabe de una empresa como potencial empleador hasta que se convierte en un empleado fidelizado al 100%, una lealtad que, bien gestionada, irá incluso más allá de su etapa profesional.

El Employee Journey es realmente útil para predecir la evolución del empleado dentro de la compañía

Los responsables del capital humano no deben olvidar de dotar de significado y retos el viaje, algo que implica planificación y la colaboración de distintas áreas de la empresa. Juntos, deben realizar un análisis cuantitativo y cualitativo sobre cuál va a ser la misión del empleado en la organización y de qué recursos y desarrollo va a poner ésta al alcance del colaborador. En esta especie de línea temporal, que debe ser flexible y permeable a los cambios e imprevistos que puedan darse, también deben señalarse puntos de inflexión como son un plan de onboarding, una formación, la evaluación del desempeño anual, una promoción interna, la resolución de un conflicto, un proceso de mentoring, un aumento salarial, etc.

El Employee Journey es realmente útil para predecir la evolución del empleado dentro de la compañía, pero también lo es para que los responsables del capital humano analicen la gestión de personas que llevan a cabo, identificando áreas de mejora y trabajando sobre ellas. Una hoja de ruta, cabe señalar, que requiere de la comunicación y colaboración entre las partes, así como del feedback continuo y el reconocimiento del trabajo bien hecho, algo que, de no tenerse en cuenta, sería motivo suficiente para dejar un empleo para el 55% de personas encuestadas por Globoforce en 2016.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscribete al Blog

Por motivos de seguridad, deben estar habilitados JAVASCRIPT y el uso de COOKIES