Cómo ser feliz trabajando

Por el junio 25, 2018

Mens sana in corpore sano. He aquí la fórmula que acerca a la mayoría de los mortales a un estado de bienestar emocional que nos hace capaces de desarrollar nuestro trabajo de una manera más fructífera. Si, además, es la propia organización la que pone los medios para que el empleado goce de un entorno laboral saludable, haciéndole partícipe de los proyectos, promoviendo su desarrollo, fomentando el team building y el feedback continuo, el retorno en términos de engagement y productividad será incuestionable.

Modelo Seligman

En 2016, un estudio realizado por la Universidad de Warwick revelaba que la felicidad hacía a los empleados un 12% más productivos, mientras que los que mostraron una mayor apatía en sus puestos de trabajo demostraron ser un 10% menos productivos. Una teoría que también corrobora Shawn Anchor, autor de “The Happiness Advantage”, quien sostiene que “el cerebro funciona mucho mejor cuando una persona se siente bien”. Anchor dice que “es entonces cuando los individuos tienden a ser más creativos, mejores en la resolución de problemas y más eficaces colaboradores que trabajan hacia metas comunes”.

Otro autor que acuñaría ya en 2003 su propio Modelo de Felicidad o Teoría del Bienestar es Martin Seligman. En ella, estableció las cinco variables que, a su parecer, impactaban de lleno en los niveles de bienestar de los empleados, lo cual dio lugar al modelo PERMA (por sus siglas en inglés). ¿Qué variables son esas?

  1. Positive emotions (emociones positivas)
  2. Engagement (compromiso)
  3. Relationships (relaciones positivas)
  4. Meaning (sentido vital / sentido laboral)
  5. Accomplishment (logros)

empleado feliz

Bienestar, cultura y compromiso

Ahora bien, ¿qué tres factores llevan a una employee experience más positiva? Según la firma tecnológica Virgin Pulse, que recientemente llevó a cabo una encuesta entre más de 600 líderes de RRHH, son el bienestar, la cultura y el compromiso. La encuesta también desveló que para el 78% de las organizaciones el bienestar de los empleados es un componente crítico de su estrategia de negocio. No obstante, el 74% de las que implementó estrategias de bienestar afirmó ver mejoras en la satisfacción de los empleados y el 65% vio mejorar asimismo la cultura de la organización.

El salario –y, por consiguiente, la estabilidad financiera- sigue siendo uno de los factores clave que inciden en la satisfacción del empleado, pero hay otros, englobados bajo el paraguas “salario emocional”, igualmente importante. La innovación, la flexibilidad y conciliación; las posibilidades de desarrollo y de trabajar en entornos colaborativos e internacionales; los beneficios sociales como cheques restaurante, guardería en el lugar de trabajo o un seguro de salud; promover la práctica deportiva o de técnicas como el yoga o el Pilates en la propia empresa, entre otros, conforman solo algunas prácticas que sitúan a la empresa mucho más cerca del wellbeing o bienestar de sus empleados.

Y tú, ¿apuestas por cuidar de tus empleados en pos de unos mayores engagement y productividad?

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscribete al Blog

Por motivos de seguridad, deben estar habilitados JAVASCRIPT y el uso de COOKIES