Un ejemplo de elección…

Por el Marzo 10, 2015

Una sección que siempre me llama la atención de La Vanguardia es “La contraportada”, en esta ocasión estaba escrito el siguiente título “Me centré en mi misma y decidí sentirme hermosa”.

Efectivamente muchos de vosotros, sabéis a quien y a qué me refiero, Winnie Harlow, modelo y la nueva imagen de Desigual, que no ha dejado indiferente a la opinión pública en general, ni a los entendidos y expertos en estrategias de Marketing dentro de la moda y el retail.

En esta ocasión, quisiera ofrecer una perspectiva diferente a esta campaña de Marketing y centrarme en su protagonista Winnie y su mensaje.

“La adversidad tiene el don de despertar talentos que en la comodidad permanecerían dormidos”

eleccionEn la contraportada, la protagonista relata el sufrimiento de ser diferente, el sentirse punto de mira en situaciones de rechazo social, incluso culpó al mundo pero como ella explica “¿era mi piel realmente la culpa? No, fue mi actitud de mierda hacia ella. Yo solo aprendí a aceptarlo y me traté a mi misma de la forma que quería ser tratada, no importaría lo que otros dijeran, sino que yo me amaba” De ahí, que apareciera el cambio de actitud “Me centré en mi misma” ¿Cuál es la connotación semántica que encierran estas palabras? denotan un carácter en mayúsculas, un espíritu de superación, la afirmación de uno/a mismo/a, en definitiva una fuerza interior que la mantiene “en pie”, aunque en ocasiones se haya puesto unas tiritas para sanar algunas heridas.

Esta frase podría haber finalizado en la primera parte, pero ella, da un paso más y dice “decidí sentirme hermosa”, Es evidente la fuerza de este verbo “decidí” es “el poder de la elección”, nadie y nada puede quitarnos la posibilidad de Elegir, ya sea desde una perspectiva emocional (sentir) o ética (hacer). Es un gran ejemplo de convencimiento, cambio de actitud y proactividad.

Winnie, al igual que muchas otras personas dan certeza a la siguiente frase que en una ocasión me dijo un asistente en una acción formativa “la adversidad tiene el don de despertar talentos que en la comodidad permanecerían dormidos”.

Personalmente considero que esta afirmación es una gran verdad, pero al mismo tiempo aparece mi otro yo, y me cuestiono ¿hace falta la adversidad para despertar? ¿Dónde está el motor interno, la motivación que nos hace progresar? Porque os aseguro que si queréis está!!!!. Otra vez nos encontramos con el poder de la elección!

lograr-ver-hacerBien, sirva estas reflexiones para transmitir mi admiración a todas aquellas personas que desde la adversidad o no, crean oportunidades, deciden y avanzan desde la perspectiva personal, profesional y organizacional.

Y tu, has pensado ya, cuáles son tus elecciones…..?

Ana Mª Arnal
Consultora Senior Cegos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mauro Il y a 1 año (21h39)

Un software muy interesante para selección de personal es http://neohrm.com, es una startup, es gratuito y desarrollan las mejoras que solicitan sus usuarios. ¡Muy interesante!

Responder