“Un árbol, un mensaje, 3 retos”

Por el Enero 26, 2015

Como todos sabéis, en las Navidades, cada uno, en su círculo de amistades recibe varias felicitaciones en las que se pone de manifiesto los deseos, anhelos y buenos propósitos para estas fechas tan memorables y sobre todo para el año entrante.

En esta ocasión, una muy buena amiga y compañera de trabajo me dejó encima de la mesa el siguiente mensaje “Por muy alta que sea una montaña, siempre hay un camino hacia la cima” escrita en un formato distinto al de una hoja de papel. (ver foto),

arbolSí, exactamente escrita en una cartulina verde en forma de árbol. Y, ¿Por qué? posiblemente la explicación más sencilla sea “le gustó, sin más…”.

Pero, por aquello de la “deformación profesional” y buscar otra explicación, me conduce a compartir con vosotros otra perspectiva dividida en 3 aspectos:

“Nuestros esfuerzos deberían dirigirse al desarrollo de nuestro propio carácter, el cuál es a menudo invisible para los demás”

Una de las primeras definiciones de la palabra árbol (según el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española), es una planta perenne de tronco leñoso y elevado que se ramifica a cierta altura. Si hacemos una pequeña metáfora, la ramificación del árbol es nuestra personalidad, es lo primero que ven las personas con las cuales nos relacionamos, si bien las técnicas aprendidas y las habilidades pueden influenciar nuestro éxito. Y para que sea una planta de tronco leñoso y elevado ha de tener unas raíces sólidas que conforman nuestro carácter. Es por ello que nuestros esfuerzos deberían dirigirse al desarrollo de nuestro propio carácter, el cual es a menudo invisible para los demás, como las raíces que sostienen los grandes árboles sin embargo, ayudan a manifestar una personalidad sólida. Es decir, a medida que vamos cultivando las raíces, comenzaremos a ver los frutos. Entonces, Cultivemos nuestro carácter!

Se denomina árbol, en el instrumento musical Órgano, al eje que, movido a voluntad del ejecutante hace que suene o deje de sonar el registro que éste desea. Es decir, cuando nos proponemos objetivos a principio de año y a final del mismo hacemos balance, observamos, en ocasiones, que no lo hemos logrado. A continuación, nuestra respuesta es “no he tenido tiempo…” os suena, ¿verdad?. Mi conclusión es contundente “mentira”, sencillamente no hemos tenido la voluntad, ni hemos querido mover el eje que nos conduce a su consecución. Hemos de huir del autoengaño. Entonces, Definamos y Movamos el “eje” realmente importante!

Retos 2015Finalmente, quiero dedicar una reflexión a la frase que hay en el árbol, sabéis también como yo, que vivimos situaciones complejas e incluso difíciles desde la perspectiva profesional en las organizaciones, desde el ámbito personal y en la sociedad en su globalidad, (realmente es una montaña alta), aun así, os invito a tener presente la idea de “siempre hay un camino hacia la cima”. Es el motor que nos impulsa a crear nuevos escenarios, nuevas maneras de pensar y hacer. Entonces, Practiquemos la proactividad y conservemos la ilusión!.

Estos tres aspectos son “los tres retos” que os invito a trabajar en este 2015 y nos darán la fuerza para seguir caminando. Adelante!!!!

Ana Mª Arnal
Consultora senior Cegos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

jennifer farah Il y a 3 años (11h04)

Me encantaría recibir un email con las publicaciones del blog. Muchas gracias

Responder
    EquipodeColaboradores

    Administrador Il y a 3 años (12h28)

    Buenos dias Jennifer, Para recibir un aviso con las nuevas publicaciones del blog, tienes que suscribirte. Arriba a la derecha puedes encontrar un widget en el que simplemente introduciendo tu email y haciendo clic en botón "OK", te suscribirás al blog y recibirás los avisos de las nuevas publicaciones. Muchas gracias por
    tu interés! Un saludo. Continuar leyendo