Objetivos, objetivos, objetivos

Por el Octubre 2, 2015

“Si no se sabe a qué puerto se quiere navegar, ningún viento es favorable”. Séneca.

¿Quién no ha estado trabajando en diferentes proyectos con multitud de objetivos a alcanzar?, ¿Quién, en el último tercio del año no ha sentido preocupación por alcanzar o superar los objetivos globales? Vivimos enmarcados por una serie de metas, objetivos que articulan nuestras tareas y actividades, así pues, vamos a dedicarles unos minutos de reflexión.

objetivosPara empezar a hablar de objetivos me gustaría plantearle algunas preguntas:

  • ¿En su empresa están todos los trabajadores centrados en los objetivos de la organización?
  • ¿Disponen los equipos de objetivos claros y cuantificables?
  • ¿Planifican conjuntamente los equipos cómo cumplir sus objetivos?
  • ¿Tiene los empleados objetivos claros, evaluables y con fechas límite?

Si ha respondido afirmativamente a las cuatro preguntas ¡Enhorabuena!,  ya que tan solo una tercera parte de las personas afirma tener una idea clara de los objetivos que persiguen sus empresas, sólo uno de cada seis está eficazmente centrado en los objetivos más importantes y solo uno de cada tres declara tener objetivos de trabajo por escrito (Fuente: Estudio XQ de FranklinCovey).

Las complejas organizaciones actuales elaboran planes con cientos de objetivos que, con frecuencia, ejercen escaso impacto y cambian con demasiada frecuencia. No podemos permitirnos desperdigar la atención en una multitud de objetivos que no son decisivos. Hemos de alcanzar aquellos que son realmente importantes, si no, nada de lo que se consiga importará mucho. Por eso, dividiremos los objetivos en dos tipos:

  • Los POE’s: Principales objetivos estratégicos. Objetivos que marcan toda la diferencia. El fracaso en conseguirlos originará la intrascendencia de cualquier otro logro
  • Los ONE’s. Objetivos no estratégicos. Aquellos objetivos que representan muchas de las cosas buenas que podemos hacer.

A veces nos centramos en objetivos no relevantes que se convierten en “enemigos” de los importantes (Los ONE’s son los enemigos de los POE’s)

Los POE’s deberían ser, como mucho, tres, ya que de esta manera nos centraríamos en aquello que es estratégicamente importante y no nos dispersaríamos:

objetivos-con-excelencia

Orit Gadiesh afirma: “No hay empresa que pueda tener éxito si divide sus recursos en demasiadas iniciativas. Centrarse en las cuestiones correctas y fundamentales es crítico para alcanzar el éxito”

¿Cuáles son las características que debería reunir un buen objetivo? 

  • Es específico y claro.
  • Está ligado explícitamente al propósito.
  • Está definido con un lenguaje sencillo.
  • Es medible.
  • Está determinado en el tiempo.

Una buena formulación de un objetivo es la siguiente:

(Verbo) (medición) de (X) a (Y) para el (cuándo)

Por ejemplo: “Aumentar las ventas del producto “z” de 20 a 25 millones de euros para el 31 de diciembre”

Una buena formulación de los objetivos, una correcta comunicación e implicación y un adecuado seguimiento de los indicadores nos llevará al puerto que deseamos. Ese puerto de llegada no es el destino final, ya que cómo decía William H. Shedd: “Un barco está a salvo en el puerto. Pero no es para eso que ha sido construido”. Siempre habrá nuevos objetivos a alcanzar y retos a superar…hasta el próximo ejercicio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Vicente Carrillo Il y a 2 años (16h29)

Todo es muy complicado.Aunque este en vela y por el barco de la empresa para la que trabajaste FCC es mi caso que luche desde el primer día hasta el último en la presa de castrovido- obra compleja y con accidente con muertos la empresa te da a elegir entre
el trabajo y la familia como es mi caso porque te manda allá al infinito.Ahora en casa su mudo en la nada después de tener don de mando sacar adelante la obra la cual se inaugurará dentro de dos años con otro encargado que la encontró casi realizada solo que cobrando la mitad que yo.Todo por no dar otra oportunidad a los trabajadores intachables de casi 20 años que tenia que dejar a su familia y en especial a su hijo delicado de salud y gravemente afectado. Segundas oportunidades y dialogo Continuar leyendo

Responder

Cesar Il y a 2 años (16h51)

Este es el mejor escenario, lo difícil es que las empresas se dirijan bajo esta práctica a muchas les cuesta romper el paradigma del cambio o incluso moverse de su zona de confort.

Responder