¿Crees en tu equipo?

Por el octubre 27, 2015

“Alrededor del mundo me he encontrado con muchos líderes y me sorprende como muchos atribuyen su éxito a aquellos que creyeron en ellos cuando ellos no creían en sí mismos”.
Stephen R. Covey.

La relación de un líder con su equipo es un factor determinante para el éxito. La fórmula R= C x M nos indica que el rendimiento de un individuo en su trabajo tiene que ver con sus competencias o capacidades para realizar dicho trabajo multiplicado por su motivación. Si bien los dos aspectos son importantes, ya que el responsable debe asegurar el incremento competencial del empleado mediante la formación, mentoring, coaching u otros sistemas de desarrollo, es en el aspecto motivacional donde me gustaría referirme en este artículo.

La motivación intrínseca es aquella que surge del propio empleado, mientras que la extrínseca procede de su entorno. ¿Cómo puede actuar un líder para trabajar esas dos palancas motivacionales? Es imprescindible,  tal y como aparece en el título, creer en las personas que conforman nuestro equipo, hay que transmitirles expectativas positivas. ¿Nos acordamos del “Efecto Pygmalion”? Dicho efecto, también llamado la “Profecía autocumplida” nos dice que las expectativas que tenemos sobre las personas conforman nuestra actitud y comportamiento hacia ellas, y, de esa forma, ellas responden a cómo les tratamos. Si un líder cree que un miembro de su equipo es una persona con potencial, que puede desarrollar perfectamente sus competencias, y que aportará valor al equipo es probable que ese colaborador responda positivamente. Al contrario, si un responsable piensa que un determinado colaborador es un inútil, que no se puede hacer nada con él, en definitiva, que es un empleado ineficaz contra el que no se puede hacer nada, ¿Cuál será la respuesta del colaborador, cuál será su comportamiento, cómo responderá a las expectativas de su responsable?  Marcus BuckinghamCurt Coffman en su libro “Primero, rompa todas las reglas” afirman que El tiempo que un trabajador permanece en la empresa y su productividad viene determinado por la relación con su jefe inmediato”.

Algunos directivos  siempre tratan a sus colaboradores de manera que consiguen un desempeño superior de su parte. Pero la mayoría de los responsables, sin querer, les tratan de manera que reciben a cambio un menor desempeño del que podrían recibir. La manera en la que un directivo trata a sus colaboradores está influida de manera sutil, por lo que esperan de ellos. Si las expectativas son altas, la productividad seguramente será excelente. Si las expectativas son bajas, será mala. Es como si hubiera una regla que causará el desempeño de los colaboradores a subir o bajar dependiendo de las expectativas de sus líderes.

Por lo que vemos, creer en el potencial de nuestros colaboradores es un factor determinante de éxito, y las expectativas de los directivos tienen su mayor potencial en la gente joven, ya que los primeros años son críticos. Es la manera en la que uno se compromete con un trabajo que despierta su talento y lo mejor que hay en él y hace que se enciende su pasión.

Para terminar, me gustaría recordar una frase de Jack Welch (Ex Ceo de General Electric) que dice: “Si hay algo por lo que me gustaría ser recordado, es que ayudé a la gente a comprender que el liderazgo es ayudar a otros a tener éxito y crecer. Repitiéndome. El liderazgo no es acerca de ti, es acerca de ellos”.

Para finalizar, repito la pregunta del título ¿Crees en tu equipo? “Si”, adelante hacia el éxito. “No”, ya sabes las consecuencias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

roberto monroy Il y a 11 meses (23h41)

Es muy claro que mientras mejor sea la relación con el superior , sea inmediato o de mayor jerarquía , la estancia del talento estará presente al igual que su disposición. No solo el sueldo es importante , el salario emocional juega una importantísima función en la relación laboral.

Responder

alejandra betancourt Il y a 11 meses (20h11)

Me parece muy interesante este tema por que no ahí que olvidar que el trabajar en equipo es de vital importancia pues el colaborar con nuestras puede ayudar a el mejoramiento continuo de la entidad

Responder

Christian Tyden Il y a 10 meses (22h58)

Muy buen Eduard. Un abrazo

Responder

Sandra García Il y a 10 meses (19h07)

Cuando observas en detalle el rol de lìder vs. el rol de jefe, notarás que a cada uno le falta un poco del otro; es decir, de nada te sirve ser un visionario cuando no puedes aterrizar tus ideas en resultados concretos, pero de igual modo, es inútil tener el
plan de ejecución perfecto cuando nadie cree en ti. La vida es un equilibrio constante, un análisis de contexto, e intentar comprender cómo funciona el mundo mirando un solo lado de la moneda puede causarte “ceguera”. Elegir a los mejores líderes es muy sencillo usando las herramientas de Psigma Corp. http://www.psigmacorp.com/grandes-empresas Continuar leyendo

Responder

Juan Carlos Páez Núñez Il y a 7 meses (04h12)

Hola Eduard, interesante tu post, yo no solo siempre creí en los equipos que me rodeaban sino que constantemente los ayudaba a crecer y a desarrollarse. Darse cuenta de las necesidades del desarrollo de tu gente y ayudarles a fomentar sus capacidades, es una habilidad clave, tanto para el compromiso
como para el crecimiento profesional de cada uno de tus colaboradores. Para complementar mis comentarios y tu excelente exposición, te dejo con uno de mis post relacionados con este tema http://disolgich.blogspot.com/2016/02/y-tu-como-desarrollas-tus-colaboradores.html. saludos Continuar leyendo

Responder