Creando escenarios de libertad en las organizaciones

Por el Marzo 13, 2013

Nunca antes se habían dado a la vez tres revoluciones: tecnológica, social y política y económica.

 

La revolución tecnológica se identifica por exponencialidad: en los últimos 25 años mayor desarrollo que en 1 millón de años. El nivel de conocimiento  se ha doblado en los 5 últimos años. Hace escasamente tres años hemos pasado de la era del acero a la del grafeno, de la era de los átomos a la de los bytes . Sabemos cómo somos en lo más ínfimo (descripción del ADN) y empezamos a saber cómo es el Universo . Se nos recordará durante miles y miles de años…

Esta revolución, está condicionando lo que será nuestro futuro, no solo desde el punto de vista organizacional sino también social y político. La red será el paisaje en el que se realizaran casi todo tipo de transacciones e influenciará la forma de relacionarnos los unos con los otros, como ya lo está haciendo Vd.  con el acceso y la lectura de documento.

 

La revolución social y política viene dada por la aparición, en un primer momento, de la Sociedad de la Información actualmente denominada  “Sociedad del acceso” términos estos acuñados por Alvin Toffler.

Uno de los rasgos de esta revolución es la aparición de cantidades ingentes de información (en un día disponemos de un volumen de información mayor que el  acaparado durante toda una vida por una persona al final del siglo XIX ). Otro de los rasgos es la puesta en escena de nuevos valores (preocupación por la ecología, por ejemplo). También el hecho indignado que las revoluciones sociales se producen de inmediato.

La revolución económica nos pone delante del concepto de aldea global y del gobierno de los mercados por agentes supraestatales y no por los gobiernos.

Nuevos entornos, nuevos retos, nuevas oportunidades.

Las organizaciones ante este nuevo paisaje precisan adaptarse, reinventarse. El nuevo paisaje precisa organizaciones ágiles, flexibles, rápidas, en continuo proceso de mejora. Organizaciones circulares que sitúen en el centro al cliente y dirijan todos sus procesos a cubrir las necesidades de este ofreciéndole lo mejor al mejor precio.

Organizaciones que pasen del paradigma del poder al de la acción. Organizaciones que consigan incorporar la inteligencia a los procesos de trabajo. Es el tiempo de los innovadores, de los creativos, del talento. Es el momento de lograr el compromiso, de socializar el conocimiento. Estos retos no los lograremos si no construimos escenarios de libertad en las organizaciones, sino logramos que estas sean entes emocionalmente inteligentes.

Una organización emocionalmente inteligente la defino con la siguiente fórmula
OEI= F(R+BP) silbar

Donde F= frecuencia  R= Resultados y BP= Buenas prácticas

Una organización es  excelente si obtiene de manera regular resultados positivos y es  emocionalmente inteligente si lo hace con buenas prácticas en su relación con clientes externos e internos. La Sociedad exige cada vez más esta componente ética, que se está convirtiendo en la principal referencia de las organizaciones excelentes y emocionalmente inteligentes.

El modelo de la Fundació Àmbit de “Ecología Emocional” nos abre una referencia para  encauzar lo que son y no son buenas prácticas.

La puesta en escena de los Gimnasios Emocionales  de la Fundación para la Educación Emocional nos da método y herramientas para desarrollar las competencias emocionales en las organizaciones.

La dirección por Valores (ABERTIS) La a polivalencia y la cooperación de los equipos (Metro de Barcelona) , la construcción de entornos de gestión solidaria del conocimiento y de las buenas prácticas (entorno VIRTAULA), el logro del compromiso en situaciones de crisis (COFIDIS) son también caminos en el constructo de las nuevas organizaciones.

Todos estas prácticas ayudan a construir los escenarios de libertad que precisamos para incorporar la inteligencia a los procesos de trabajo y lograr organizaciones altamente competitivas que puedan alcanzar el éxito sostenido tan necesario en estos tiempos.

Andrés Martín
Consultor Director CEGOS
Profesor Master Inteligencia Emocional en las Organizaciones de la Universidad de Barcelona
Presidente de la Fundación para la Educación Emocional
Animador en Inteligencia Emocional del programa Boulevard de Radio Euskadi

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *